EL ERROR MÁS COMÚN DE LOS LÍDERES

¿Qué es más importante: Los resultados o las personas?